Gerencia de Riesgos y Seguros

Menu
Panorama Económico y Sectorial 2017. Actualización al primer trimestre

Panorama Económico y Sectorial 2017. Actualización al primer trimestre

por In Destacados 2, Informes En 22 abril, 2017


Panorama Económico y Sectorial 2017

Durante el cuarto trimestre de 2016 la actividad global continuó acelerándose con tasas de crecimiento trimestrales cercanas a 1%. Si bien existe cierta disonancia entre los datos de encuestas y los datos “duros”, los datos del índice de gestores de compras (PMI), así como los de producción y comercio global (IP y WFI), permiten anticipar un buen pulso económico también durante el primer trimestre de 2017.

En términos anuales, se espera un crecimiento global durante 2017 cercano al 3,1%. Esto supone una leve aceleración con respecto al año pasado, pero dista mucho de los registros anteriores a la crisis global. La actividad económica durante 2017 se sustentará en un mejor desempeño de los mercados desarrollados, en el crecimiento de China, y en algo más de resiliencia respecto de lo anticipado inicialmente por parte de los mercados emergentes. Así, se estima que durante este año los mercados desarrollados crecerán cerca del 1,9%, en tanto que los emergentes lo harían en 4,6%.

Por lo que se refiere a la industria aseguradora global, se prevé una aceleración durante los próximos dos años (en línea con las previsiones generales de la actividad económica), siendo los mercados emergentes quienes encabecen ese crecimiento, lo cual es consistente con la relación positiva que existe entre el incremento de las primas globales y el repunte de los tipos de interés e inflación.

Si bien las previsiones para el negocio asegurador global son de aceleración, se confirma que tanto en el segmento de los seguros de Vida como en el de No Vida el desempeño seguirá siendo superior en los mercados emergentes respecto a las economías desarrolladas, debido a su mayor sensibilidad al crecimiento económico dada la existencia de una significativa brecha de protección del seguro.

Panorama sectorial

1. El entorno económico y su impacto en la demanda aseguradora: actualización y previsiones

Diversos factores de naturaleza macroeconómica condicionan la actividad y dinámica de la industria aseguradora. Así, aspectos tales como el ritmo de la actividad económica, el nivel y trayectoria de los tipos de interés, el comportamiento de los tipos de cambio y el grado de volatilidad financiera tienen impacto sobre el nivel de la demanda de los productos de seguros, sobre los ingresos y la estructura de costes, sobre el valor de los activos de la industria aseguradora, y sobre la capacidad de gestionar dichos activos en relación a sus pasivos. Incluso, factores como el comportamiento y nivel de los tipos de interés pueden llegar a tener una influencia determinante sobre la viabilidad de cierta parte del modelo de negocio en el seguro de Vida, como se ha demostrado en aquellas regiones del mundo que han enfrentado prolongados períodos de bajos tipos de interés.

Panorama Económico y Sectorial 2017

Este alto grado de condicionamiento de la industria aseguradora respecto de las principales variables económicas y financieras tiene su explicación en los estrechos vínculos que la actividad aseguradora mantiene con prácticamente todas las áreas del funcionamiento económico. De una parte, los procesos de protección y compensación de riesgos que lleva a cabo el sector asegurador apoyan el funcionamiento de los diferentes sectores de la economía real (actividades primarias, industria y servicios) a través  de  la  amplia  variedad  de  seguros  de  daños  y  contra  la responsabilidad. De forma análoga, los seguros proveen de estabilidad y continuidad al proceso económico frente a la ocurrencia de eventos de naturaleza catastrófica (caracterizados por ser de baja frecuencia y alta severidad), ayudando a que la economía normalice su operación en períodos relativamente breves. Los seguros igualmente estimulan y hacen posible la realización de múltiples actividades y transacciones comerciales, tanto domesticas como de comercio exterior, a través de la protección que proven los seguros de crédito. Y desde el punto de vista de los individuos y las familias, la actividad aseguradora proporciona estabilidad al ingreso personal y familiar mediante la protección y compensación que ofrecen los seguros de vida riesgo, de accidentes, salud, hogar y automóviles, entre otros (véase el Recuadro 1.1-a).

No obstante, una de las funciones fundamentales que desempeña el seguro en la economía tiene que ver con el proceso de ahorro-inversión. Fundamentalmente, a través de los seguros de vida con componentes de ahorro, la industria aseguradora contribuye a la creación de ahorro interno en la economía y, con ello, al proceso de formación de capital. En este sentido, la industria de seguros es uno de los principales inversionistas institucionales a nivel global; función a través de la cual no solo permite la canalización de ahorro a la financiación de actividades productivas, sino que también (por las características de su modelo de negocio y de su función de inversión implícita) proveen al sistema económico de un elemento de estabilización anti-cíclica (véase el Recuadro 1.1.1-b).

Recuadro 1.1.1-b: La función de la industria aseguradora como inversionista institucional

Además de la función de compensación y dispersión de riesgos que realiza el sector asegurador, la cual apoya y dinamiza el funcionamiento de la economía real, la industria del seguro realiza una importante función en el circuito financiero de transformación del ahorro en inversión.

El sector asegurador es uno de los principales inversionistas institucionales a nivel global. Llevando a cabo esta función, en 2015 contribuyó con 22.838 millardos de dólares que apoyaron el financiamiento de actividades productivas a nivel internacional (véase la Gráfica R-1.1.1-a). De ese total, el 48,4% provino de entidades aseguradoras europeas (30,2% considerando solo la Eurozona), el 24,2% de aseguradoras de los Estados Unidos, el 14,4% de entidades de Japón y el 8,6% de aseguradoras que operan en China.

A diferencia de lo que ocurre con otros inversionistas institucionales, es importante destacar que la función de inversión que realiza el sector asegurador presenta varias características relevantes:

1. En primer lugar, se trata de un flujo de recursos estable en la medida en que, por su modelo de negocio, las decisiones de inversión de las entidades aseguradoras obedecen a las características de su pasivo; es decir, se trata de una función subsidiaria y dependiente de las particularidades de la estructura del pasivo (liability driven), el cual se modifica solo en lapsos relativamente largos.

Inversiones del sector asegurador global y porcentaje de inversión en renta fija de países seleccionados
Inversiones del sector asegurador global y porcentaje de inversión en renta fija de países seleccionados

2. En segundo lugar, en la medida en que la mayor parte de esas inversiones respaldan obligaciones de los seguros de vida, se trata de inversiones de largo plazo (y en renta fija en un alto porcentaje) que permiten apoyar proyectos de inversión que podrían hallar mayores dificultades a través de mecanismos tradicionales de financiación.

3. Y en tercer lugar, por las características antes apuntadas, los flujos de inversión provenientes del sector asegurador tienen la cualidad de no sufrir variaciones relevantes en la parte baja del ciclo económico, proveyendo al sistema económico de un elemento de estabilización anti-cíclica.

Mercados desarrollados: ajuste y previsiones del modelo para el mercado de Vida
Mercados emergentes: ajuste y previsiones del modelo para el mercado Vida

1.1 Mercados globales

La moderada aceleración del crecimiento global, con una contribución de los países emergentes por encima de lo inicialmente previsto, constituye un entorno favorable para el desarrollo del mercado asegurador a nivel global. Conforme al escenario base previsto en este informe, se estima que las primas del segmento de mercado de Vida en los mercados desarrollados podrían crecer, en media, en torno al 1,7% en 2017 y caer ligeramente al 1,4% en 2018, en términos nominales (véase la Gráfica 1.1.1-a).

Por otro lado, se prevé que los crecimientos nominales de primas del negocio de Vida sean superiores en los mercados emergentes, con tasas que oscilarían  en  valores  en  torno  al  11,7%  y  11,2%  en  2017-2018, respectivamente (véase la Gráfica 1.1.1-b). Estos crecimientos superan ampliamente las previsiones de inflación y son coherentes con la mayor elasticidad de las primas de seguros ante crecimientos en la renta de los mercados emergentes, en los que la brecha de protección del seguro es aún amplia.

En cuanto al segmento de mercado de No Vida, conforme  al  escenario central de  este informe,  los crecimientos  previstos  para los mercados desarrollados se situarían en torno al 4,9% en el año 2017, reduciéndose al 3,6% en 2018. Por ramos, el negocio de automóviles crecería 1,4% en 2017 para moderar su crecimiento al 1,2% en 2018. Los negocios de accidentes y salud se ubicarían en tasas del 3,7% en 2017, con una reducción en 2018 hasta una tasa en torno al 3,1% (véase la Gráfica 1.1.1-c).

Por su parte, en la misma línea que para los seguros de Vida, se prevé un mejor comportamiento para el segmento de No Vida en los mercados emergentes, con crecimientos anuales ligeramente superiores al 9% en el período 2017-2018, con tasas en el ramo de autos de 13,4% y 14,1% para esos años, y de 10,9% y 10,5% para el negocio de accidentes y salud (véase la Gráfica 1.1.1-d).

Como se desprende del análisis anterior, mejoras introducidas en el modelo de previsión (véase el Recuadro 1.1.1-c), junto con una mayor contribución al crecimiento de los países emergentes de lo inicialmente previsto, resultan en una revisión al alza de las estimaciones contenidas en el informe anterior.

Mercados desarrollados: ajuste y previsiones del modelo para los mercado de Automóviles, y Accidentes y Salud
Mercados emergentes: ajuste y previsiones del modelo para los mercado de Automóviles, y Accidentes y Salud

1.2 Eurozona

La mejora de las expectativas para la Eurozona, con unas previsiones de crecimiento en términos de PIB cercanas al 1,5% en 2017 y 2018, permite pensar en un entorno más favorable para el desarrollo del sector asegurador, especialmente los segmentos de mercado de No Vida y de Vida riesgo, altamente correlacionados con el ciclo económico.

Se estima que las primas de seguros del segmento del mercado de No Vida podrían experimentar crecimientos nominales en torno al 4,9% en 2017, reduciéndose a una tasa del 3,7% en 2018. En el ramo de autos, el crecimiento se situaría en el entorno del 1,7% para 2017 y 2018, en tanto que en los ramos de accidentes y salud los crecimientos esperados se situarían en el 3,3% en 2017 y en el 2,6% para el año 2018.

Asimismo, el repunte de la inflación en la Eurozona podría llevar a reconsiderar en el futuro la política monetaria del BCE, aunque no se espera que esto vaya a materializarse antes de finales de 2018. No obstante, en las curvas euro libres de riesgo calculadas por la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones (EIOPA) para fines de la valoración de las provisiones técnicas puede apreciarse ya una subida de tipos frente a los niveles mínimos del mes de julio de 2016 (véase la Gráfica 1.2 que muestra los niveles mínimos, la media y los niveles máximos alcanzados en 2016, así como el nivel de la última curva publicada por EIOPA correspondiente a 31 de marzo de 2017).

Eurozona: curva de tipos de interés libres de riesgo (%)

Como se observa, la subida es mayor en los tramos largos de la curva, en torno a 50 pbs en el tipo de interés a diez años respecto al mínimo del mes de julio. Para tramos más largos la subida es aún mayor, por encima de 60 pbs para vencimientos superiores a diecisiete años.

A pesar de encontrarnos todavía en un entorno de bajos tipos de interés, este aumento de tipos y la inclinación de la pendiente de la curva parecen indicar el inicio de un período favorable para el desarrollo de los productos de Vida ahorro y rentas vitalicias. En este sentido, se estima que las primas del negocio de Vida puedan crecer a tasas de 1,4 en 2017 y de 1,3% en 2018.

Recuadro 1.1.1-c: Modelo de previsión del crecimiento de primas: aspectos metodológicos

Construcción de la base de datos y variables dependientes

Como parte de este informe, se ha propuesto un modelo empírico de estimación del crecimiento de primas del mercado asegurador fundamentado en  la  teoría macroeconómica  del  consumo  y del  ingreso permanente. A esos efectos, se recogen los datos anuales de las primas por cada uno de los principales ramos de seguros (Vida, No Vida, Autos, y Accidentes y Salud) para ser utilizados como las variables endógenas. En cuanto al periodo muestral, el modelo aborda el periodo comprendido entre 1980 y 2016, con previsiones para el período 2017-2018. Para captar la capacidad predictiva a corto plazo, se utilizan datos trimestrales; por ello, se procedió a la trimestralización de las primas anuales para cada ramo, utilizando la interpolación de datos (caracterizado por un patrón estacional). Las variables de las primas son tratadas en logaritmos, y transformadas en primeras diferencias para lograr su estacionariedad. Asimismo, para obtener las primas por regiones se ha utilizado la mediana de las primas de los países correspondientes a cada región.

Con el fin de construir un modelo con una alta capacidad explicativa a nivel global, cada ramo se ha sido analizado por las regiones que han resultado de principal interés. De una parte, los mercados desarrollados, que engloba un conjunto de 14 países: 8 de la Unión Europea (Austria, Francia, Alemania, Italia, Malta, Holanda, Portugal y España); 4 no pertenecientes a la Unión Europea (Australia, Canadá, Reino Unido y Dinamarca), y Estados Unidos y Japón. Y por la otra, los mercados emergentes, que engloba un conjunto de 24 países: 14 latinoamericanos (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Panamá, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela), 5 de Asia emergente (China, Tailandia, Filipinas, Hong Kong, Corea del Sur), 3 países de Europa emergente (Rusia, Polonia y Turquía), y Arabia Saudita y Sudáfrica.

Objetivo del modelo y variables explicativas

El trasfondo macroeconómico del modelo se fundamenta en el análisis de la dinámica conjunta de variables ligadas a la renta y riqueza, con el consumo y el ahorro. Por tanto, el modelo es capaz de observar la interrelación entre las primas de los seguros y el PIB, la aversión al riesgo y las primas de riesgo o ciertas variables financieras asociadas con los tipos de interés. De ahí que la parte explicativa del modelo está compuesta por las siguientes variables: PIB, tipos de interés, tipos de cambio, inflación, primas de riesgo, empleo y el precio del petróleo. Asimismo, se incluye en la regresión, variables dummy, con el fin de captar el efecto incremental por pertenecer a una región o a otra. El análisis para el que sirve de base el modelo se centra principalmente en la dinámica entre las primas y las variables macroeconómicas y financieras, aportando además información sobre la capacidad explicativa de las propias primas.

A tales efectos, se emplea un modelo Panel VAR (Vector Autorregresivo con Datos de Panel). Debido al objetivo que se persigue y a los datos obtenidos, se aplica una estructura no balanceada de datos de panel con efectos fijos. En primer lugar, el modelo es no balanceado, ya que no todas las regiones pueden observarse en todos los períodos. Más aún, al buscar el efecto individual de cada región sobre las primas, y considerando que dichos efectos individuales son independientes entre sí, la utilización de efectos fijos parece trivial. No obstante, más allá de la metodología que se aplica, la justificación principal del modelo en datos de panel es que proporciona información sobre las diferencias poblacionales y temporales, es decir, información sobre una dinámica conjunta de variables.

Por último, el uso de un Panel VAR ofrece el análisis de una estructura dinámica y flexible entre las variables macroeconómicas y permite estimar el efecto individual de cada población dada. Otros estudios, como el de Xin Shen (2015), provee el efecto de la riqueza del hogar sobre el consumo y su impacto en el corto y largo plazo.

1.3 España

Por otro lado, a pesar de la mejoría experimentada en 2016, la persistencia del entorno de bajos tipos de interés continúa pesando en el segmento de mercado de Vida ahorro y de rentas vitalicias tradicionales. Sin embargo, el repunte de los tipos de interés libres de riesgo en los plazos largos de la curva (véase la Gráfica 1.2) puede favorecer su comercialización (en línea con lo sucedido en 2016) ayudado por la escasa o nula rentabilidad ofrecida por los depósitos de las instituciones de crédito, que se enfrentan todavía a una facilidad marginal de los depósitos negativa.

1.4 Turquía

El crecimiento económico para Turquía en 2016 del 2,9% continúa lejos de su potencial y del crecimiento del 6% alcanzado en 2015. Esta situación, junto a la previsión de desaceleración para 2017 (con valores en torno al 2,3%) por un menor crecimiento previsto de la demanda doméstica, podrían limitar la dinámica de crecimiento del negocio asegurador en los ramos de No Vida y Vida riesgo, si se tiene en cuenta su elevada correlación con el ciclo económico.

Asimismo, la alta incertidumbre derivada de las tensiones domésticas y geopolíticas se está trasladando a una curva de tipos de interés volátil e invertida (véase la Gráfica 1.4), lo que podría dificultar el desarrollo de los negocios de Vida ahorro y rentas vitalicias a pesar de que los tipos libres de riesgo siguen siendo positivos en todos los tramos de la curva. Esta volatilidad de los tipos de interés aumenta la probabilidad de que se incrementen los rescates. De igual forma, el repunte de la inflación junto con el deterioro de los salarios reales y de su moneda, podrían ser un factor que perjudique el adecuado desempeño técnico del negocio asegurador.

Turquía: curva de tipos de interés libres de riesgo (%)

1.5 Estados Unidos

Conforme a lo previsto en nuestro informe anterior, en Estados Unidos se materializaron las expectativas de crecimiento del PIB del 1,6% en 2016. Aunque con ciertas cautelas por el hecho de que las políticas fiscales expansivas prometidas por la Administración Trump no terminan de concretarse, se mantiene la previsión de crecimiento para 2017 en torno al 2,3%, entorno favorable para el desarrollo del sector asegurador en los segmentos de No Vida y Vida riesgo.

Se estima que las primas del negocio de No Vida podrían experimentar crecimientos por encima del 2,7% en el período 2017-2018, aunque de forma asimétrica para los distintos ramos. Así, la previsión para el ramo de autos es que las tasas de crecimiento pudieran moderarse en 2017 y 2018, en tanto que el crecimiento previsto para los ramos de accidentes y salud sería del 4,7% en 2017, para luego alcanzar el 5,1% en 2018.

Asimismo, la materialización de las subidas graduales de  los tipos de interés de largo plazo favorecerá el desarrollo del segmento de los seguros de Vida ahorro y rentas vitalicias, al permitir ofrecer tipos garantizados mayores y mejorar la situación de las entidades en términos del apropiado casamiento de las duraciones en sus carteras. En las curvas de tipos de interés libres de riesgo para el dólar de los Estados Unidos calculadas por EIOPA (véase la Gráfica 1.5) puede apreciarse la subida de tipos frente al nivel que presentaban en 2016. Se estima que estas subidas podrían derivar en crecimientos para el segmento del negocio de Vida en torno al 1,2% en 2017 y al 4,5% en 2018.

Estados Unidos: curva de tipos de interés libres de riesgo (%)

1.6 Brasil

Se confirma un decrecimiento para la economía de Brasil en 2016 situándose en un -3,6%, con una estimación de crecimiento del 0,3% para 2017. Las políticas monetaria y fiscal expansivas podrían llevar a un cambio de tendencia y pasar a cuotas positivas de crecimiento en años sucesivos, lo cual sería favorable para el desempeño del sector asegurador. No obstante, el entorno es todavía complicado teniendo en cuenta la debilidad del desempeño económico.

Los tipos de interés se encuentran en valores por debajo de los mínimos que presentaron en 2016 y continúan a la baja, con un aplanamiento de la curva de tipos que incluso presenta una ligera pendiente negativa en su tramo largo (véase la Gráfica 1.6), lo cual creará un entorno complejo para el desarrollo de los productos de Vida ahorro y de rentas vitalicias, a pesar de que los tipos siguen siendo positivos en todos los puntos de la curva.

Por otra parte, las características de las políticas monetaria y fiscal expansivas podrían conllevar un deterioro del real, con el consiguiente impacto negativo en los resultados del negocio asegurador al transmitirse a la estructura de costes. Esta situación podría mejorar a medio plazo si finalmente se consolidan las previsiones y la posterior vuelta al crecimiento en 2018. Sin embargo, continúa la incertidumbre en este sentido.

Brasil: curva de tipos de interés libres de riesgo (%)

1.7 México

La debilidad del proceso de crecimiento económico previsto para México en 2017, junto con la erosión de las rentas reales debido al crecimiento de la inflación, anticipa un panorama de crecimiento y desempeño débil para los ramos de No Vida y Vida riesgo, si bien superior al crecimiento de la actividad económica general.

El panorama para el ramo de Vida ahorro y de rentas vitalicias podría ser favorable dadas las subidas previstas en los tipos de interés por parte del Banco Central y las perspectivas de sostenimiento de una política monetaria restrictiva que ha elevado los tipos de interés en el tramo corto de la curva (véase la Gráfica 1.7). No obstante, la volatilidad observada continúa alta, lo cual podría tener también un efecto nocivo en los referidos negocios ya que, al igual que sucede en otras economías emergentes, dificulta  la  comercialización  de  estos  productos  y  conlleva  riesgos potenciales de rescates.

México: curva de tipos de interés libres de riesgo (%)

1.8 China

La previsión de un entorno económico favorable en China es positiva para las perspectivas de su sector asegurador, dada su aún reducida tasa de penetración del seguro (propia de las economías emergentes), que conlleva una mayor elasticidad en el crecimiento de las primas ante crecimientos del PIB.

Es de destacar que el gobierno chino tiene entre sus objetivos explícitos para la actividad aseguradora el incrementar la tasa de penetración (primas/PIB). Así, el crecimiento de la actividad económica en 2016 del 6,7%, junto con unas expectativas de crecimiento en torno al 6,3% para el año 2017, constituirán un entorno favorable para el desarrollo de los segmentos de seguros de No Vida y de Vida riesgo, teniendo además en cuenta que el peso de la inversión residencial y en bienes de equipo es significativo en estas expectativas de crecimiento. No obstante, la previsión del eventual endurecimiento de las condiciones para el acceso a la compra de viviendas podría tener también un efecto negativo en las previsiones de crecimiento para el sector asegurador.

En este contexto se estima que las tasas de crecimiento del segmento de seguros de No Vida podrían presentar valores de dos dígitos en el período 2017-2018, cercanos al 20%. El ramo de autos presentaría crecimientos en el entorno del 15,5%, mientras que los ramos de salud y accidentes podrían presentar tasas superiores al 25% en el referido período.

Por otra parte, la previsión de la implementación de políticas monetarias por parte del banco central tratando de evitar nuevas depreciaciones de su moneda, dibujan un panorama favorable para los negocios de los seguros de Vida ahorro y de rentas vitalicias.

En las curvas de EIOPA (véase la Gráfica 1.8) se aprecia este efecto, especialmente en los plazos largos de la curva, observándose una subida de los tipos de interés a largo plazo con una curva que gana pendiente, lo cual es positivo para la comercialización de productos Vida ahorro y de rentas vitalicias. De esta forma, se estima que las tasas de crecimiento de las primas del negocio de Vida en el período 2017-2018 podrían situarse en valores cercanos al 20%.

China: curva de tipos de interés libres de riesgo (%)

1.9 Reaseguro

En términos generales, los datos estimados apuntan un aumento de la siniestralidad derivada de eventos catastróficos, cuyos daños económicos en 2016 superarían en torno al 86% los de 2015 y, en términos de daños asegurados, en torno al 42%. Se trata del peor dato desde el año 2012, que ha sido en cualquier caso un período de baja siniestralidad. La brecha de protección del seguro contra este tipo de riesgos continúa siendo sustancial y asimétrica por distintas regiones [1]. Se prevé que ese repunte debiera empujar al alza las primas del reaseguro.

2. Tendencias regulatorias

Tendencias globales

La Asociación Internacional de Supervisores de Seguros (IAIS) lanzó a principios de marzo una consulta para la revisión de parte de los principios básicos para la supervisión de seguros, integrantes del denominado “ComFrame” o marco común para la supervisión de grupos aseguradores internacionalmente activos (Internationally Active Insurance Groups, IAIGs). El análisis para la revisión se refiere a algunos aspectos relativos a la introducción a los principios, metodología de valoración, sistema de gobierno, supervisión, cooperación, medidas a adoptar por los supervisores y resolución de estos grupos. El plazo para enviar comentarios finalizará el 1 de junio de 2017.

Por otro lado, es de destacar el proyecto de seguros entre Estados Unidos y la Unión Europea sobre el denominado riesgo cibernético (Cyber Risk). El 9 de enero de 2017 se llegó a un acuerdo sobre la designación de expertos de ambas  jurisdicciones  para  discutir  asuntos  de  seguridad  cibernética  y coordinación transatlántica en esta y otras materias relacionadas. Participan miembros de la Comisión Europea, la Asociación Nacional de Comisionados de Seguros (NAIC), la Oficina Federal de Seguros del Departamento de Tesoro (FIO) y del Banco de la Reserva Federal (FRB) de los Estados Unidos [2].

Estados Unidos

El 15 de marzo de 2017, la NAIC envió al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos una carta con su posición ante el Acuerdo bilateral alcanzado el 13 de enero en materia de seguros y reaseguros con la Unión Europea, pendiente de ratificación por parte del Congreso de los Estados Unidos [3].

En su carta [4], la NAIC pone de manifiesto la confusión que a su juicio existe acerca de la naturaleza de los derechos y obligaciones que se derivan del Acuerdo entre los funcionarios del actual gobierno, los que en su momento negociaron el Acuerdo, los reguladores y la propia industria. Por ese motivo plantea una lista de aclaraciones sobre la interpretación de los términos del Acuerdo con el fin de que el Departamento del Tesoro busque una confirmación escrita por parte de la Unión Europea en este sentido, entendiendo que esa aclaración es necesaria para evaluar si el Acuerdo se ha realizado en el mejor de los intereses para los Estados Unidos, así como para su adecuada implementación.

Por otro lado, el Presidente Donald Trump permanece firme en su promesa de reforma de las regulaciones que afectan al sector financiero y en particular al “Dodd-Frank Act” con el fin eliminar regulaciones que se consideren ineficientes. Sin embargo, todavía es pronto para anticipar en qué se van a concretar estas posibles reformas y los efectos que eventualmente podrían tener sobre el sector financiero y, de manera particular, sobre la industria aseguradora.

Unión Europea

Autoridades Europeas de Supervisión

El 21 de marzo la Comisión Europea lanzó una consulta pública [5] sobre el funcionamiento de las Autoridades Europeas de Supervisión (EBA, ESMA e EIOPA) con el fin de identificar áreas en las que pueden ser mejoradas y reforzadas, al tratarse de un elemento importante en el desarrollo e integración de los mercados financieros de la Unión Europea. Esta consulta se produce en el contexto de la revisión general prevista de las Autoridades de Supervisión para este año, establecida en sus normas fundacionales. El plazo para enviar comentarios finalizará el 16 de mayo de 2017.

Solvencia II

El 9 de febrero de 2017, la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones (EIOPA) publicó el cuadro de riesgos a los que entiende que la industria aseguradora de la Unión Europea (UE) se encuentra expuesta [6], suministrando información sobre los ratios de solvencia de la muestra de las entidades aseguradoras a nivel individual y de grupo, y su comparativa con los ratios que presentaban bajo el sistema anterior (véase las Gráficas 2-a y 2-b).

Por otra parte, el 5 de abril EIOPA publicó la metodología para derivar el último punto de convergencia (UFR) en la extrapolación de las curvas de tipos de interés libres de riesgo a utilizar en la valoración de las provisiones técnicas para determinar el ratio de solvencia [7]. Como resultado de esta nueva metodología, el UFR para la curva euro se reduce del 4,2% al 4,05% en 2018, con reducciones adicionales en años posteriores hasta alcanzar el 3,65%, según el valor estimado por EIOPA. Estas reducciones no pueden superar 15 pbs anuales.

Por último, es de destacar que el 3 de marzo terminó el plazo para enviar comentarios en relación al documento para la discusión sobre la reforma de algunos elementos específicos de la fórmula estándar, como parte del proceso para la elaboración del consejo técnico solicitado por la Comisión Europea, el cual debe remitirse el 31 de octubre. EIOPA se encuentra en el proceso de análisis de los comentarios recibidos [8].

Ratios de Solvencia I: Grupos
Ratios de Solvencia II: Grupos, Vida y No Vida

Fondos privados de pensiones

El nuevo texto refundido de la Directiva de Fondos de Pensiones de Empleo (IORP II) fue publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea el 23 de diciembre de 2016. Esta Directiva persigue una mínima armonización entre las distintas legislaciones nacionales relativas a la regulación de los fondos de pensiones vinculados a una relación laboral, tratando de garantizar unos niveles mínimos en cuanto a su transparencia, gobierno y gestión de riesgos. Esta Directiva debe trasponerse a más tardar el 13 de enero de 2019.

EIOPA destaca el elevado nivel de heterogeneidad de este tipo de fondos en la Unión Europa y está desarrollando diversas iniciativas que puedan contribuir a los esfuerzos para reducir la fragmentación del mercado. En este sentido, se encuentra en curso una encuesta lanzada para recopilar las opiniones de los distintos actores relevantes cuyo plazo finalizaba el 4 de abril. Asimismo, EIOPA tiene intención de lanzar el Stress Test de Pensiones de 2017 en el próximo mes de mayo.

Por último, es de destacar que la Comisión Europea continúa trabajando en una propuesta legislativa sobre un producto de pensiones individuales paneuropeo, en base al consejo técnico dado por EIOPA en julio de 2016 y la consulta pública llevada a cabo por la propia Comisión a finales de 2016, sobre posibles medidas relacionadas con este tipo de instrumento para hacer frente a los retos demográficos, la innovación y desarrollo de los mercados, así como la movilidad a nivel de la Unión Europea de los fondos, entre otros aspectos.

Distribución de seguros

El 1 de febrero, EIOPA publicó el consejo técnico [9] remitido a la Comisión Europea sobre los posibles actos delegados previstos por la Directiva [10] de Distribución de Seguros, con el objeto de facilitar un marco común para el mejor gobierno y supervisión de los procesos relativos al lanzamiento y seguimiento de productos por parte de las aseguradoras, enfocado en la protección al consumidor. Elabora asimismo propuestas legislativas en cuanto a la distribución de productos de inversión basados en seguros, gestión de conflictos de intereses, incentivos e idoneidad y adecuación de los productos adquiridos por los consumidores de seguros.

Por otro lado, a principios de febrero EIOPA remitió a la Comisión Europea su propuesta de Norma Técnica de Ejecución [11] sobre el contenido armonizado del documento de información precontractual que debe entregarse a los consumidores de seguros de No Vida (Insurance Product Information Document, IPID). Al mismo tiempo, continúan los trabajos por parte de los Estados miembros en cuanto a la transposición de la Directiva de Distribución de Seguros, cuyo plazo finaliza el 23 de febrero de 2018.

Protección al consumidor

El 23 de marzo la Comisión Europea anunció un Plan de Acción destinado a los consumidores [12] para mejorar la posibilidad de elección y el acceso a los productos financieros de toda la Unión. Se trata de una iniciativa horizontal enfocada en el uso de herramientas digitales que cubre un amplio abanico de productos financieros como cuentas bancarias, seguros de automóviles y transferencias de dinero.

En relación a la innovación financiera y la protección al consumidor, el 17 de marzo de 2017 finalizó el plazo para contestar al documento elaborado por el Comité Conjunto EBA-ESMA-EIOPA sobre el uso de “Big Data” por parte de las instituciones financieras que ha tenido reacciones por parte de las instituciones financieras, supervisores y otros grupos de interés [13]. El Comité se encuentra ahora analizando estas respuestas.


Sobre el autor

rv_fundacion